Actualmente disponemos de sistemas de control de miopía mediante lentes de contacto blandas.

Lente de contacto blada
Control de miopía con lentillas blandas

Recientemente han aparecido lentes de contacto blandas que controlan el aumento de la miopía.

A diferencia de las lentes de reducción y control de miopía que se utilizan para dormir, estas lentes se utilizan durante el día como una lente de contacto normal. Pero con la ventaja respecto a las entes de contacto convencionales  que frenan el aumento de la miopía.

Estas lentes están especialmente indicadas en niños y personas que su miopía aumenta de forma progresiva y no toleran la ortoqueratología.

Estas lentes incorporan un diseño de vanguardia con características específicas para miopías en fase de crecimiento, ya que está realizado teniendo en cuenta las últimas evidencias publicadas sobre ortoqueratología y desenfoque periférico como métodos para retener y/o no-acelerar el crecimiento de la miopía.


Por un lado la miopía del usuario es compensada como con cualquier lente de contacto o gafa, y por ello el paciente realiza sus actividades cotidianas con normalidad, y por otro lado genera un desenfoque periférico como método para no-acelerar el crecimiento de la miopía.
Se utiliza como cualquier lente de contacto blanda de uso diario, el usuario se la pone por la mañana y se la quita por la noche, el reemplazo es trimestral.

Anuncios