Terapia visual

Terapia visual Todooptica

Todooptica – saludvisual.com y la terapia visual o entrenamiento visual.

Tener “buena vista” no es lo mismo que tener una buena visión,

lo que comúnmente llamamos tener una buena vista, sería equivalente a tener una buena agudeza visual, es decir, que vemos muy bien. Sin embargo puede ser que nuestro sistema visual no funcione bien. Hay diversas anomalías que influyen negativamente en nuestro rendimiento visual reduciéndolo. Como pueden ser:

Ambliopía.
Insuficiencia de convergencia.
Insuficiencia acomodativa.
Exceso de convergencia.
Espasmo acomodativo.
Inflexibilidad acomodativa.
Exoforias o endoforias.
Etc.

Estas disfunciones a veces pueden causar sintomatología o no. Sin embargo pueden influir negativamente en nuestro rendimiento visual diario, tanto en adultos como en niños.

Para el correcto diagnóstico de estas disfunciones es necesario realizar un examen binocular completo en el que mediante un exhaustivo estudio del funcionamiento de nuestro sistema visual podemos poner de manifiesto e identificar si existe alguna anomalía en el funcionamiento de nuestra visión y si es necesario intervenir para mejorarlo.

¿Para quién es la terapia visual?

La terapia visual está indicada para cualquier persona que sufra una disfunción binocular o acomodativa, ya sea sintomática o esté  influyendo en el rendimiento visual, tanto en niños como en adultos.

También está indicada para aquellas personas que sin anomalías quieran mejorar su rendimiento y potenciar sus habilidades visuales.

¿Como sé si necesito terapia visual?

Aunque todo el mundo puede beneficiarse de un programa de terapia visual, para saber si realmente hay necesidad de ello, hay que realizar un estudio visual completo, este comprende unas pruebas específicas que nos permiten conocer el funcionamiento y rendimiento de nuestro sistema visual y no se limita sólo a la compensación de nuestra agudeza visual y la corrección que podamos necesitar.

En realidad este estudio es el que debería de hacerse habitualmente y sobre todo a los niños y estudiantes.

¿Qué síntomas me deben poner alerta?

Desviación de un ojo, siempre o en ocasiones.
Visión doble.
Fatiga visual o dolores de cabeza.
Cierra guiña o se tapa un ojo.
Ojos enrojecidos después de realizar tareas visuales.
Parpadeo excesivo.
Mal cálculo de las distancias al coger, tirar la pelota o al servir agua.
Rechazo al trabajo en distancias cercanas.
Reducida comprensión o velocidad lectora.
Se ayuda con el dedo al leer.
Se pierde al leer.
Salta palabras, o líneas cuando lee.
Cambia letras o palabras.
Errores al copiar.
Se frota los ojos con frecuencia.
Mareos en el coche.
Dificultad para mantener la atención.
Posturas corporales anómalas.
¿Algo torpe?

¿En que consiste un programa de terapia visual?

Es un programa  de ejercicios diseñados de forma individualizada, en función de las áreas que queramos trabajar, estos ejercicios mejoran nuestras habilidades visuales y “nos enseñan a controlar” nuestros ojos, de modo que mejoramos el funcionamiento.

El paciente realizará ejercicios en casa durante unos 25 – 30 minutos, además de una sesión semanal en nuestro gabinete de terapia visual.

Mediante estos ejercicios trabajamos la oculomotricidad, acomodación, coordinación, alineamiento, convergencia y divergencia, etc.

¿Cómo puedo analizar mi sistema visual?

Si quieres que te realicemos un estudio completo de tu sistema visual puedes solicitar una cita en el menú superior. Elige la opción examen binocular.

Anuncios

One response to “Terapia visual

Los comentarios están cerrados.